• Los especialistas abogan por mejorar la detección temprana ya que cerca del 60% de los pacientes sufre un diagnóstico erróneo previo
  • Los especialistas de GOTEL (Grupo Oncológico para el Tratamiento y Estudio de Linfomas) alertan, además, de la escasez de profesionales con formación específica y reciclaje de conocimientos
  • El diagnóstico diferencial y el trabajo coordinado de las distintas especialidades implicadas es fundamental, según los expertos

Madrid, 4 de julio de 2016. El Grupo Oncológico para el Tratamiento y Estudio de Linfomas, GOTEL, formado por los principales especialistas en linfomas de toda España ha reclamado la creación de un ‘Plan Nacional de Linfomas’ que permita mejorar el porcentaje de casos diagnosticados en fases tempranas, así como la formación y el reciclaje de los nuevos profesionales.

Para los expertos de GOTEL, esta patología se enfrenta a nuevos desafíos que requieren una estrategia nacional coordinada por parte del sistema sanitario. Así, por un lado, a la complejidad que supone la atención y tratamiento a los cerca de 60 tipos diferentes de linfoma catalogados se suma la llegada de nuevas drogas y de la terapia inmunitaria que requieren “de una mayor formación y reciclaje de conocimientos que en ocasiones es complicada”, asegura el doctor Luis de la Cruz, vocal del Grupo y especialista del Hospital Virgen de la Macarena de Sevilla.

Desde la plataforma GOTEL también se alerta de la escasez de profesionales con formación específica. Para el doctor Mariano Provencio, presidente de GOTEL y jefe de Oncología del Hospital Puerta de Hierro, “la complejidad y la elevada formación que requiere frena la llegada de nuevos oncólogos en este campo. Estamos detectando que hay cada vez menos especialistas en linfomas en los Servicios de Oncología, por lo que es necesario intervenir y promover el acceso al conocimiento”. En este sentido, GOTEL trabaja en la actualidad en una red de ‘centros de excelencia’ en el tratamiento y estudio de linfomas que contribuyan a vehicular y organizar estudios clínicos y de tratamiento de esta patología.

Diagnóstico precoz

El diagnóstico precoz y diferencial es otra de las puntas de lanza que GOTEL reclama mejorar con la creación de un Plan Nacional. Los especialistas abogan por mejorar la detección temprana ya que cerca del 60% de los pacientes sufre un diagnóstico erróneo previo, según datos de la asociación de pacientes AEAL. “El problema es que los síntomas de un linfoma son similares a cualquier enfermedad vírica, como alteración de la zona ganglionar y fiebre, por lo que muchas veces se confunde el diagnóstico y todo se retrasa” asegura el doctor Mariano Provencio.

Y es que, para los miembros del Grupo, la necesidad de un abordaje multidisciplinar de la patología es una importante barrera de entrada. “Hay que crear estrategias coordinadas y guías clínicas comunes para que el médico de cabecera, el otorrino o el cirujano, puedan tener sospechas cuando se trata de un linfoma”, explica el doctor Provencio.

Para el doctor de la Cruz, también es importante impulsar la investigación traslacional, la que se desarrolla directamente desde los servicios hospitalarios. “Junto al trabajo multidisciplinar debería ser uno de los pilares del futuro en el desarrollo asistencial e investigacional de los síndromes linfoproliferativos y de la Oncología en general”, asevera el especialista.

Aumento de la incidencia

El aumento de la esperanza de vida de vida de los españoles hace que los especialistas prevean un aumento significativo de los linfomas a lo largo de las próximas décadas, de ahí la necesidad “de implementar estrategias coordinadas cuanto antes”, asegura Provencio.

De los dos grandes grupos de linfomas, el No Hodgkin representa el 85% del total y cada año se diagnostican en España más de 6.100 nuevos casos. La incidencia del Linfoma de Hodgkin es 1.100 casos, una media que según los expertos de GOTEL “se encuentra en la franja media/alta respecto a Europa y el resto del mundo y que se ha incrementado en los últimos años”, explica el doctor de la Cruz.

Sobre GOTEL

El Grupo Oncológico para el Tratamiento y Estudio de Linfomas, GOTEL, está formado por los principales especialistas españoles (patólogos, biólogos, así como cirujanos y hematólogos) dedicados al tratamiento de linfomas. En la actualidad lo componen más de 123 especialistas y 51 centros asociados. El interés del Grupo es promover la investigación de los linfomas desde todos sus ámbitos: diagnóstico, tratamiento y biología para avanzar en su curación.

Desde su creación, GOTEL ha promovido cerca de 12 estudios clínicos de investigación, así como 16 ensayos. En total, ha incluido en sus investigaciones a más de 3.100 pacientes aquejados por distintos tipos de linfoma