Trastornos cognitivos

Se caracterizan de forma general por cambios en la conducta asociados a estado de confusión mental.  Son los síndromes psiquiátricos que aparecen con mayor frecuencia en los pacientes con cáncer, especialmente en aquellos con enfermedades en fases avanzadas: la tasa de incidencia oscila entre un 30 y un 45%, siendo mayor en las últimas fases de la enfermedad.

Las alteraciones psicopatológicas que aparecen son muy variadas,  apareciendo desde trastornos cognitivos (demencia, déficit de memoria o incluso deliro) hasta alteraciones del estado de ánimo, ansiedad, trastornos del sueño, alteraciones del sentido de la realidad (psicosis, alucinaciones)

Se  trata de una disfunción cerebral general que asocia trastornos del conocimiento, la atención y la capacidad cognitiva, presentando también alteraciones del comportamiento. Se trata de un trastorno metal orgánico agudo. Los síntomas de que lo definen son:

  • Disminución de la concentración.
  • Pérdida de la memoria: distorsiones de los recuerdos, respuestas confabulatorias y delirantes.
  • Trastornos de la percepción.
  • Desorientación temporal e incluso espacial.
  • Trastornos de la emoción
  • Estos trastornos aparecen de forma aguda, en paciente sin demencia previa.
  • Inicio agudo (horas o días) y variabilidad a lo largo del día
  • Existencia de una causa subyacente: trastornos médicos, medicación…
  • Alteración del ritmo sueño-vigilia (empeoramiento vespertino)
  • Labilidad emocional

Para el diagnóstico es necesario una anamnesis y exploración física completa, realización de exploraciones complementarais para descartar aquellas causas potencialmente tratables (hemograma, bioquímica, TAC…). Es además imprescindible la realización de test de valoración psicopatológica como: Mini-mental Test, test psicomotores, escalas de síntomas.

La existencia cada vez mayor de largos supervivientes, ha hecho que cada vez se de mayor importancia al efecto perjudicial sobre la función cognitiva de los tratamientos quimioterápicos. Estos efectos son más evidentes en aquellos pacientes que reciben tratamientos adyuvantes, por lo que es necesario detectarlos en las fases iniciales para poder incluir a los pacientes en programas de rehabilitación psicológica.

Tratamiento:

Los problemas cognitivos pueden ser secundarios a causas reversibles como anemia, alteraciones hidroelectrolíticas, medicación. Cuando la causa es debida a los tratamientos administrados (quimio y/o radioterapia), el daño puede ser irreversible, siendo necesarios terapias específicas:

  • Neurolépticos: Haloperidol® a dosis bajas, de gran utilidad en los casos de agitación.
  • Terapias ocupacionales, rehabilitación cognitiva
  • Fármacos estimulantes (metilfenidato) o inhibidores de la colinesterasa (aricept), antidepresivos, antagonistas de los opioides (naltrexona).

Consejos para pacientes:

  • Use un calendario y organice su tiempo, anotando fechas o actividades importantes
  • Anote la información nueva o importante
  • Utilice notas recordatorias (post-it)
  • Realce ejercicios mentales y de memoria, practique crucigramas, puzzles…
  • El ejercicio físico puede aumentar la actividad mental: pasee, nade,  haga ejercicio al aire libre…

X CURSO GOTEL

Buscar por fecha

Buscar por categoría